WhatsApp es una aplicación de mensajería instantánea para teléfonos inteligentes que funciona mediante el uso de internet, razón por la cuál revolucionó la forma en la que el mundo se contactaba, a partir de su lanzamiento en 2009. Después, en el 2014, el potencial comercial de la aplicación se confirmó, cuando Facebook adquirió la plataforma por 19 000 millones de dólares.

A pesar de que muchos usuarios ya habían descubierto el potencial de WhatsApp como una herramienta de venta y comunicación con sus clientes, no fue hasta el 2017 cuando WhatsApp anunció WhatsApp Business para PyMEs y WhatsApp Enterprise Solution, para grandes compañías, que permiten a las empresas dar servicio y seguimiento a sus clientes mediante esta plataforma.

Entre los beneficios más grandes de WhatsApp, encontramos el gran volumen de usuarios activos, gracias a que está disponible para todas los sistemas y a que es una aplicación sencilla de usar; la habilidad de filtrar diferentes perfiles, por lo que las posibilidades de segmentación son altas mediante grupos personalizados; y las diferentes opciones de mensajes instantáneos, voz, imágenes y videos, que permiten generar contenido creativo que cautive a los usuarios.

Para poder integrar esta herramienta a tu estrategia y conectarte con tus seguidores, hay diferentes factores que debes tomar en cuenta primero:

  1. Ten siempre con la autorización de tu cliente: ¿recuerdas lo terrible que era encontrarte con tu bandeja de correo llena de newsletters a los que nunca te inscribiste y, para colmo, no te servían para nada? WhatsApp utiliza el número telefónico personal del usuario, por lo que llegar de sorpresa al “Whats” de tu cliente potencial, puede darle la impresión de un tipo de invasión a su privacidad. Aunque puede parecer buena idea hacerte de bases de datos y así darte a conocer a nuevos públicos, evítalo.
  2. Bye, bye SPAM: este punto va ligado con el anterior. Enviar mensajes diariamente a tus seguidores acerca de las novedades y promociones del día puede parecer una buena manera de mantenerte en comunicación constante con tus clientes. Sin embargo, si no quieres ir directamente a la bandeja de mensajes no solicitados y terminar bloqueado, es mejor elegir con cautela qué información enviarás a tu público.
  3. Elige un objetivo: ya sea que solo desees estar en contacto con tus clientes, dar seguimiento a quejas y sugerencias, mostrar producto, asesorar… Sin importar cuál sea tu meta dentro de esta plataforma, debes plantearla desde un principio para dar seguimiento y atender a todos los casos de manera puntual. Otra manera de sacarle jugo a WhatsApp, es generar una landing page a la que tus usuarios usuarios lleguen mediante tus mensajes. La página puede ser un blog o web para ampliar la información compartida o recabar datos de los clientes.
  4. Personaliza: WhatsApp es un medio de comunicación cercano e inmediato con tus consumidores. Adapta el estilo de comunicación a las necesidades de tus posibles clientes, aporta información de valor acerca de ofertas, dinámicas o sorteos, para ello tu base de datos tendrá que estar lo mejor segmentada posible.

¿Te gustaría generar una estrategia que aproveche las atractivas funciones de WhatsApp Business? En Prognosis somos expertos generar mensajes que cautivan audiencias, déjanos ayudarte.