Poco después del inicio del marketing digital, se comenzaron a establecer parámetros, herramientas y conceptos nuevos que nos ayudarían a cumplir los objetivos mercadológicos planteados para estas nuevas plataformas. Una de las principales razones por las que este tipo de publicidad creció a pasos agigantados, era la facilidad para llegar exactamente a nuestro público objetivo. Mediante segmentaciones sencillas, podíamos llegar prácticamente al sector más específico que se nos pudiera ocurrir pero, ¿qué pasa cuando no somos nosotros los que buscamos al público, sino queremos que sea nuestro público el que nos encuentre?

Prácticamente de la mano del internet, nacieron los buscadores. Prueba de ello es que, después del envío y recibo de correos electrónicos, la búsqueda de información sea la siguiente actividad más recurrente en internet.

Los buscadores se rigen por diferentes parámetros al momento de mostrar los resultados a sus usuarios. El historial de búsqueda, intereses y localización, son los primeros detalles de información que los algoritmos utilizaron para decidir qué mostrarnos en las búsquedas online y, mientras más específicos seamos, es más seguro que nos arrojen el resultado que queramos, y esto no es fruto de la casualidad

Long Tail

Long Tail es un concepto de marketing digital que comenzó a utilizarse a principios del 2004. Dirigido principalmente al sector de negocios y ventas online, el término hace referencia a los pequeños nichos de mercado surgidos de segmentos de mercado amplios, es decir, a clientes específicos interesados por un artículo definido.

Un ejemplo en este paso podría ser la palabra “venta de ropa”, una búsqueda genérica que arrojará resultados generales del mercado. Sin embargo, si especificamos el término a “venta de ropa para dama”, nuestro público se encontrará con resultados más concretos y nosotros nos dirigiremos más a un nicho (damas), que a un mercado general, como en el caso de “venta de ropa”. En todo caso, el nicho o segmento en el mercado se puede especializar aún más, si se plantea una búsqueda más específica como “venta de ropa sport para dama en México”, lo que nos llevará a un nicho con clientes específicos y definidos, pero con mayor posibilidad de compra, ya que están en la búsqueda de un producto o servicio concreto y no solo curioseando.

Otra de las grandes ventajas del Long Tail es que los términos más específicos, suelen tener menos competencia, por lo que podrás ser una de las principales opciones para tu cliente.

¿Aún con dudas? Checa nuestra infografía: