A lo largo de la historia del marketing, se ha visto la necesidad de innnovar  y desarrollar estretegias, todas ellas con el mismo fin: vender. Sin embargo, es necesario manejarlo con cautela y no ser evidente a la hora de pretender vender nuestro producto o servicio.

Para esto, las marcas han “camuflajeado” sus intenciones de venta en idealismos, es decir, se han esforzado más en vender una idea que el producto en sí. Vender una idea y emociones resulta ser más funcional al provocar la venta del producto o servicio.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son intangibles, el impulso que permite humanizar a la sociedad. Paul Ekman, el psicólogo y pionero de las emociones  explicó en un estudio las emociones básicas que podemos sentir; Tristeza, Alegría, Asco, Repugnancial, Sorpresa, Miedo e Ira.

¿Es posible vender emociones?

Claro. Como lo comentamos anteriormente, las emociones no son tangibles y es imposible venderlas de forma material. Sin embargo, es posible brindar experiencias que provoquen dichas emociones. En la actualidad son muchas las marcas que han apostado involucrar estretagias de Marketing Emocional. Esto se debe a que los mercádologos se dieron cuenta que el ser humano  es un ser emocional hecho de sentimientos, momentos y experiencias, así que, como responsables de sus consumidores y con la intención de cumplir sus objetivos, es necesario cubrir todas sus necesides, incluyendo la emocional.

El Marketing emocional es una disciplina  del marketing que mediante estretagias que involucren a la marca, lograrán crear un vinculo afectivo con los usuarios. Esta, se basa en 4 pilares escenciales:

  • Vinculo afectivo marca – consumidor: si el consumidor no siente afecto a la marca, el marketing emocional no se ejercerá. Por eso es fundamental crear un canal de comunicación bidireccional.
  • Experiencias sensacion y emociones: una experiencia vale más que mil palabras. Por está razón al ofrecer al consumidor emociones, tendremos más gratificaciones de su parte.
  • Lovemark: marcas como Coca Cola, Apple y Starbuck son ejemplos de tener millones de personas que pueden perder la razón por tener alguno de sus productos.

Marketing de contenidos: Un storytelling perfectamente planificado será tu mejor aliado a la hora de querer poner en marcha el Marketing emocional.

El Marketing Emocional se ha convertido en una estrategia impredecible dentro de estrategias de marketing. Si estás interesado en integrar estrategias de Marketing emocional pero no sabes cómo iniciar, acercate a los expertos.  En Prognosis somos especialistas en marketing de contenidos y nos encantaría formar parte de tu marca.