Siempre que tomamos una nueva cuenta o creamos alguna nueva página, no importa en que medio digital, la pregunta constante es el contenido. ¿De qué hablar? ¿Qué más publicar? Qué puede ser tan interesante que pueda captar y retener audiencias tan cambiantes; ¿Cómo llegar a los primeros lugares de los buscadores o feed de social media? Todas estas preguntas deben ser nuestro objetivo a responder con una estrategia de contenidos.

Constantemente somos testigos de los múltiples cambios en el mundo digital sobre todo en los famosos algoritmos de social media. ¿Qué son?  Una secuencia de pasos a variables a considerar por los buscadores para realizar mostrar cierto contenido en específico. En castellano, la fórmula de los buscadores y social media para determinar qué resultado es más relevante a tu búsqueda o tu  feed de noticias, dependiendo de tus intereses y comportamiento de usuario… En Mercadotecnia nuestros mejores amigos o peores enemigos.

Si eres de los que piensa que es suficiente publicar información institucional, promociones y memes en tus medios digitales, es importante que consideres otro tipo de estrategia. La mercadotecnia es ágil, cambiante, progresiva; así tienen que ser nuestras estrategias. Es una realidad que no podemos ignorar el contenido institucional en nuestras estrategias, pero no podemos convertirlo en nuestro contenido principal o más frecuente.

Seamos sinceros a muy pocas personas no les interesará la fecha en que se fundó tu marca, sobre todo si lo presentas en un formato poco atractivo; pero a muchas personas puede que les interese tus ofertas y promociones. Hay maneras de hacer del contenido institucional interesante; por ejemplo, cambiar de formatos de difusión. Experimenta con pequeños videos, artículos en tu blog, imágenes nuevas, transmisiones en vivo, infografías; revisa estadísticas y utiliza formatos que sean benéficos a tu estrategia.

Cuando comienzas una nueva cuenta desde cero considera que tu estrategia de contenidos debe tomar en cuenta: audiencia, temáticas, formatos, frecuencia y medio; cada uno tiene un papel fundamental.

  • Audiencia: ¿Quién te sigue? ¿Qué visita? ¿Cómo habla? ¿Dónde está?
  • Temáticas: Todos los aspectos con los que convive tu marca.
  • Formatos: Revisa tendencias y estadísticas por lo menos una vez a la semana; verifica que ha sido exitoso en la industria.
  • Frecuencia: Una vez más revisa los índices de interacción de tus medios.
  • Medio: Sitio web y Social Media. Se sincero, ¿Realmente necesitas estar en todas las redes sociales? ¿Basta con un sitio web? ¿Qué red social es la más popular con mi audiencia?

En cambio, si es una cuenta con trayectoria; revisa todas las estadísticas, esfuerzos anteriores, reacciones y manuales de procedimientos antes de tomar acciones nuevas. Se trata de conocer el pasado de tu cuenta para tener un soporte mayor en tus decisiones.

No hay una fórmula mágica, pero si hay caminos que puedes seguir para tener buenos resultados. Recuerda que haces contenidos para personas; cada ser humano quiere cosas útiles, diferentes y emocionales. Siempre tenemos que pensar en nuestras audiencias como personas; ya pasó la línea en la que podíamos llamarles usuarios.

Tener la gestión de la reputación de una marca en redes sociales no es un juego, asesórate con expertos para planear una efectiva estrategia digital.


Gabriela Martin

Dirección de servicios digitales.