En cuanto a imagen de marca, el ámbito comercial, tenemos dos opciones: renovarse o morir. Los años pasan y las tendencias están en constante cambio, provocando que las empresas deban reinventarse para no quedar en el olvido.

La clave para estar presente en el mercado a lo largo de los años, es la renovación. La tecnología está en constante evolución y por lo tanto, las marcas no deben de quedarse atrás. Es ahí, donde nos vemos obligados a actualizarnos y adaptarnos a la evolución del mercado, con esto, no queremos decir que debes perder tu identidad corporativa. Sin embargo, todas las empresas en determinado tiempo necesitan un cambio, aunque sea mínimo.

En el mundo del comercio electrónico y las redes sociales, no es la excepción. Al contrario, los cambios ocurren tan a menudo y las tendencias pasan tan rápido, que la innovación es un principio vital para destacar. Y, aunque en algunas ocasiones creemos que no dejamos de innovar por el simple hecho de crear campañas brillantes, pasamos por alto lo más importante en esta área: renovar nuestra imagen digital.

Refrescar tu imagen digital, es una tarea que debes llevar con cautela. Preparar y estudiar detalladamente los cambios que se deseas implementar es primordial porque, a pesar de que dicen que los cambios son buenos, esa “regla” puede no siempre aplicar en tu empresa.

Como lo mencionan en un estudio realizado en la Universidad de Sevilla, los cambios de la identidad visual están ligados a la disciplina del diseño, por medio del cual se debe trasmitir los intereses particulares de cada organización o empresa.

A continuación, te presentamos algunos puntos claves para innovar tu imagen de manera exitosa:

  1. Analiza el concepto global de tu marca.

Debemos realizar cambios que favorezcan y vayan conforme a los propósitos de la marca, como el posicionamiento que buscamos, los valores que queremos trasmitir y el público a quien nos queremos dirigir. Es importante que los cambios no violen los valores establecidos de la marca.

  1. Ejecuta un estudio de mercado.

Es fundamental llevar a cabo un estudio de mercado para conocer el estado actual y así poder evaluar cuáles son los cambios adecuados que te darán los resultados que esperas.

  1. Actualiza tu sitio web.

Si decidiste cambiar la gama de colores o el tipo de fuente, no olvides también actualizar  tu sitio web y todas las redes sociales. Todos los sitios oficiales de tu marca deben estar en sintonía, de esta forma evitaremos producir dudas a tus clientes sobre si lo que están visitando es realmente un canal de comunicación oficial o no.

  1. No olvides la personalidad de la marca.

Los cambios que deseas realizar, deben ser a favor de la marca y al perfil del cliente. No mezclemos gustos personales, es importante mantenernos objetivos para alcanzar el impacto esperado.

  1. Comunica los cambios a tu comunidad.

Comparte los nuevos cambios que se realizaron en la imagen de la marca a tu comunidad. De esta forma, evitarás causarles confusiones, o que es peor, comiencen a perderte de vista creyendo que no eres tú.

Atrévete a renovar tu marca para obtener nuevos y mejores resultados. Si consideras que es tiempo de renovar tu imagen digital, contáctanos.  A nuestros diseñadores y estrategas les encanta innovar 😉